Tramas.A.L. – Valorar al artesano

 Valorar y respetar al artesano

Valorar la artesanía como actividad cultural y tradicional, y como un aporte económico para el artesano y su entorno.

De los organismos oficiales existentes en algunos países, o eventualmente en todos los países de América Latina, es de interés para algunos artesanos acceder a:

Registro de artesanos textiles: ofrece la posibilidad de registrarse y/o de consultar estos registros a través de Internet.

Certificación de Identidad, Origen y Calidad: certifica que los trabajos son piezas únicas, que poseen características como Excelencia en el conocimiento del oficio y destrezas, Autenticidad como expresión de identidad cultural y de valores estéticos tradicionales,  Responsabilidad Social y Medioambiental.

Registro de marcas: una marca distingue un producto frente a la competencia, indica la procedencia, señala calidad y características constantes.

Otros aspectos de interés que, sumados a los anteriores, ofrecerían su aporte para apoyar hoy a los artesanos y a quienes trabajan para proteger y preservar la cultura:

  • capacitaciones para mejorar el producto,
  • asesoramiento para la comercialización,
  • defensa de símbolos y diseños culturales.

Recomendaciones


¡Sentido de pertenencia, raíces, creatividad, diseño!

¿Por qué en el Siglo XXI algunos “diseñadores” se valen de modelos tradicionales ajenos para ser “creativos”?
¿Por qué algunas personas, con cierta seguridad, intentan intimidar y atemorizar a otras?

Todos tenemos alguna habilidad o alguna aptitud especial.
Algunos destacan por naturaleza y otros quieren pasar desapercibidos.
Pero en esta era de tecnología y comunicación, muchos nos exponemos a través de Internet. Y entonces corremos el riesgo de quedar expuestos con información que no quisiéramos que se de a conocer. Y así surgen noticias sobre casos de plagio (copias de diseños textiles tradicionales, que se presentan como propias), o denuncias sobre gente que retira cantidad de productos que nunca paga, o que amenaza a los tejedores diciéndoles que “no digan que ellos son hacedores de tal o cual prenda“.

Estas pocas personas trascienden con su mala fama y le hacen mala fama al diseñador en general. ¿Será que no tienen raíces, que no pertenecen a ninguna cultura, y entonces no logran “crear” diseños que los identifique?, ¿no logran hacer abstracción de ideas que los represente?

En Naupan, Sierra Norte de Puebla, México, conocí a una joven tejedora que presentó con orgullo muchos de sus hermosos trabajos, y también con enojo, por aquello que le dijeron.
Ella sabe que sus ojos y sus manos pueden, y necesita mostrar esos trabajos porque, como muchos otros, necesita venderlos.

Espero que puedan apreciar la calidad de los bordados, y que sepan comprender el mensaje de que ciertas labores llevan mucho tiempo de ejecución y cierto desgaste de la salud, y que por eso deben ser valorados.

Aquí los presento.
Si desean adquirir algunos de estos textiles, pueden comunicarse por facebook con Hilán Cruz Cz.

Técnica: pepenado

 

Técnica: Crochet

 

 

Tramas de América Latina